de las que no mueven ni un dedo para coger.